Entérminos generales todas las personas saben que es un impuesto, pero a su vez poco saben los elementos que lo constituyen  y sobre los cuales los organismos recaudadores fijan los porcentajes que luego debemos pagar.
A continuación describiremos los componentes que todo tributo posee, a saber:

  • Hecho imponible: son aquellos actos o circunstancias que generan la obligación de pagar un impuesto. Por ejemplo: utilidades de la renta (sea del tipo que fuere, es decir, de la tierra, del dinero o capital financiero, por actividad empresaria; del trabajo).
  • Sujeto pasivo: es la persona, física o jurídica, que contrae la obligación. A su vez existen dos tipos: el contribuyente y el responsable legal. El primero es a quien la ley impone el gravamen, el segundo, es quien realmente está obligado a cancelar la deuda en forma material.
  • Base imponible: se relaciona directamente con el Hecho Imponible, es la cuantificación y valorización del mismo.
  • Tipo de gravamen: puede ser fijo o variable. Es la proporción porcentual que se aplica sobre la base imponible.
  • Cuota tributaria: es la cantidad que representa el gravamen. Al igual que este, puede ser fija o variable.
  • Deuda tributaria: surge como resultado de reducir la cuota con posibles deducciones y de incrementarse con posibles recargos (mora, malos cálculos en la base, etc.).