2 octubre, 2019

AFIP suspende exclusiones de Monotributo hasta Febrero 2020

Por Impuestos

En una medida más, controvertida, AFIP acaba de llevar algo de alivio a los monotributistas de categorías superiores que se encontraban a punto de ser excluidos del MOnotributo, ya sea por su nivel de ventas o de gastos, suspendiendo todas las exclusiones de oficio de los monotributistas hasta, al menos, febrero de 2020.

Suspenden los topes del Monotributo

De esta manera, los monotributistas que facturen por encima de los topes previstos en Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes no serán excluidos, al menos hasta fines de febrero de 2020.

Hasta ahora, para permanecer en el régimen simplificado, los monotributistas no debían superar $1.726.600 de facturación anual (o $1.151.066 en el caso de la oferta de servicios). Al excederse, son dados de baja del régimen simplificado de forma más o menos automática y de alta en los tributos correspondientes al régimen general, donde deben pagar IVA, Ganancias y Autónomos.

Se exceptuan las exclusiones con fizcalizaciones en marcha

Desde la AFIP aclararon que la medida no suspende todas las exclusiones, sino el “proceso sistemático de exclusión”

La AFIP llama “proceso sistemático de exclusión” al estudio mensual que hace mensualmente el organismo para excluir a unos 5.000 contribuyentes aproximadamente, en base a una serie de cruces entre gastos e ingresos. De esta forma, se excluye del beneficio a quienes pudieran ser excluidos por alguna fiscalización en particular.

Una medida controvertida

Los especialistas señalan, en el mejor de los casos, que estas medidas resultan, al menos, controvertida. Suspender la exclusión de pleno derecho implica que el monotributista podrá recaer en situaciones que impliquen que se encuentra en un régimen mal encuadrado, sin ningún tipo de sanción.

Por ejemplo, en principio, un monotributista podría facturar cualquier monto y no quedar afuera del régimen. Y aquí se ve que habrá un serio problema, si no hay una medida de fondo más allá de la suspensión, en unos pocos meses, cuando esta suspensión se termine.

En el caso del Monotributo, la estimación del factor de ajuste de las escalas se realiza a través del Coeficiente de Movilidad Previsional y el índice RIPTE (Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables), pero con un rezago de seis meses. Por eso, la actualización de las escalas del Monotributo para 2019 fue de 28,46%, casi 20 puntos por debajo de la inflación total del año pasado, que fue del 47,6%.