14 agosto, 2015

Nuevo Código Civil y Comercial nuevos aspectos tributarios

Por Impuestos

El nuevo Código Civil y Comercial genera diferentes situaciones y cambios y dada la temática del blog tocaremos sobre el nuevo Código Civil y el aspecto tributario. Alguno de los especialistas en la materia como María Vázquez, especialista en derecho tributario,respecto a los cambios que trae el ordenamiento jurídico vigente desde el 1° de Agosto y como afecta a los contribuyentes. Además de los sujetos obligados a llevar contabilidad.

El texto del nuevo Código Civil y Comercial unificado genera un cambio en materia tributaria. Uno de los primeros efectos ya se nota en el título preliminar, dónde figuran los principios y valores a aplicar sobre todo el Código. Permanece el tener que resolver el juez, en cuanto a la vigencia de las leyes, el ejercicio de los derechos, el principio de la buena fe, el ejercicio abusivo de los derechos, y el fraude a la ley.

Entrando en la pura materia tributaria, existe la autonomía del derecho específico, el principio de realidad económica -cuando el juez da prioridad respecto a la intención de la norma cuando se contraponga a la figura legal y el principio de la legalidad -no hay tributo sin ley de por medio-.

Si bien ya de por si el marco normativo tributario es por demás enrevesado, y diferentes reglamentaciones, sistemas y aplicativos. El CCCU dispone de varios aspectos para los operadores jurídicos en general, y, para los tributaristas en especial.

Temas que Exigen Adaptaciones Legales:

Prescripciones:

Más allá del cambio que permite a las legislaturas locales poder fijar sus plazos de prescripción. Por lo que pueden darse casos en los que habrá que retroceder respecto a una situación que fue resuelta por la Corte Suprema en cuanto a si puede cada gobierno provincial fijar un propio plazo máximo general del Código rige para el caso fiscal.

Countries:

Además de la posibilidad de subirle el ABL en un 100% según algún candidato a intendente, los barrios cerrados tendrán que quedar bajo un régimen de propiedad horizontal debiendo conformar un consorcio. Lo que aliviará el pago de tributos, a partir que las expensas ya no estarán alcanzadas por el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Derechos Reales:

A partir del nuevo Código Civil nace el derecho de superficie, separándola del inmueble. Exige regular un propio tratamiento tributario, aunque podria asimilarse con el derecho real de usufructo, quedando fuera de la imposición en el IVA.

Sociedades:

Nacen las sociedades anónimas unipersonales. Lo que permtiria tributar como sujetos de 3° categoría en vez de hacer en forma de una empresa unipersonal y pagar una alícuota progresiva. Salen -se eliminan-las sociedades civiles y entran-se crean las sociedades de la sección IV- se trata de un tipo societario residual lo que significa un fuerte cambio en materia societaria. Lo que exigiria tener una personalidad jurídico tributaria con CUIT para ejercer actos permitidos por el nuevo régimen.

Fideicomisos:

Quedan obligas a anotarlos en un registro público regulando la figura del fideicomiso en garantía.

Estos no son los únicos aspectos tributarios del nuevo Código Civil.

Nuevo Código Civil y la Recaudación Tributaria:

Según el titular de AFIP, Ricardo Echegaray el nuevo Código Civil y el evitar la evasión no van de la mano; ya que considera que «Son dos cosas distintas, pretender que el Código de fondo soluciones cuestiones prácticas con su sola publicación parece demasiado».

Cree que aporta ciertos «elementos para el tratamiento de algunas cuestiones que antes de que la norma lo explicitara eran creaciones pretorianas, más debatidas». Respecto a eso, considera que «el nuevo Código nos ayuda, dado que a partir del 1° de agosto habrá una norma clara al respecto».

Estima que, el trabajo fiscal o tributario respecto a «la evasión o de las diferentes irregularidades en las declaraciones de los contribuyentes es una tarea de todos los días». Y que el «Código es una herramienta más, pero no alcanza por sí solo para evitar la evasión».

Respecto a si el nuevo Código respeta los lineamientos de la Ley de Procedimiento Tributario N° 11.683 o si se necesita una actualización. El Subsecretario de Ingresos Públicos de la Nación, Luis María Capellano, considera que corresponde hacerse una ‘adecuación’ de la Ley 11.683.

Para el Subdirector General de Asuntos Jurídicos de la AFIP, Pedro Roveda, señala que la Ley 11.683 es una buena norma, y que «nos da muchos elementos para poder ejercer nuestra tarea diaria de manera eficaz». Aunque de todos modos, «habrá que aggiornarla. Creemos que la normativa que que introduce el nuevo Código va a ameritar seguramente interpretación judicial y administrativa».

Resalta que, «la realidad nos imponía contemplar situaciones que no estaban amparadas en la ley. Con el nuevo Código, se van a poder resolver situaciones que sí se encuentran amparadas por un texto legal», facilitando la tarea de AFIP, y de los jueces al tener que resolver.

Respecto al primer impacto del Nuevo Código Civil y Comercial en Materia Impositiva:

Para Ricardo Echegaray, respecto al nuevo Código Civil y Comercial «se da en un escenario de un país que tiene realidades culturales, políticas y sociales totalmente novedosas. Con lo cual la idea de nuestro trabajo ha sido tamizar sobre esta ley de fondo los aspectos impositivos en lo que hacen a temas como Derecho de Familia, propiedad, culturas indígenas, sociedades comerciales, y buscar una idea de interpretación de cómo impacta en materia impositiva este nuevo orden».

Para Pedro Roveda, señala que «quisieron plantear en esta obra es nuestra visión particular, desde la óptica de cada una de nuestras especialidades. Todos ocupamos cargos, ya sea desde el organismo fiscal o en el Ministerio de Economía, por lo que damos una perspectiva del impacto de la nueva legislación de fondo en esta área en particular. Por ejemplo, en el impuesto a las ganancias en cuanto a la atribución de bienes conyugales, con el Código Civil ‘anterior’, cuando se hablaba de un marido, la norma tributaria se aplicaba en la declaración jurada del marido. Pero en relaciones de Familia como las que recepta este nuevo Código, donde ya no hay sólo un marido y una mujer, sino dos personas, que pueden ser del mismo sexo, tenemos que ver cómo traducimos esta modificación de la Ley de Fondo a nuestra realidad impositiva de todos los días».

Para el Subsecretario de Ingresos Públicos de la Nación, Luis María Capellano, las sociedades unipersonales, sobre si deben tributar en tercera o cuarta categoría. Cree que «Hay infinidad de circunstancias que nosotros visualizamos, y que nos motivaron a comenzar a escribir para darle una interpretación desde esa perspectiva, que por supuesto no es definitiva. La obra deja muchos interrogantes, pero la idea es permitir la reflexión profunda de esta materia, con todas las particularidades del Derecho Tributario, que bien sabemos, toma definiciones del Código Civil y Comercial, aunque luego las pueda reinterpretar».