Publicidad
Publicidad
Publicidad

Monotributo para el sector primario y minorista

VN:F [1.9.22_1171]
¿Que te parecio el articulo?
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

El Monotributo y sus categorias, como Ganancias o Bienes Personales generan odios ya que amores solamente de parte de AFIP y del Gobierno puede esperar sobre tributos y régimenes. No es novedad que sea un régimen con parámetros del Monotributo desactualizados lo que genera más obligaciones todavia.

Desde hace tiempo que un conjunto de pequeños contribuyentes -los Monotributistas-vienen reclamando una actualización de los parámetros del Monotributo, a los que se sumaron recientemente profesionales del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas, que piden que el sistema simplificado se vuelva un Monotributo exclusivo para el sector primario y minorista.

Monotributo para el sector primario y minorista

Mientras los monotributistas deben convivir con el día a día del Monotributo y sus aspectos como el Monotributo social, las categorias del Monotributo, la factura electrónica, la recategorización de Monotributistas, el aumento en el aporte a la obra social, los trámites sobre constancia y CAI, la reciente novedad de la declaración jurada de salud en fin un sinúmero de temas que abarca el Monotributo de AFIP y sus categorias.

El Monotributo, el régimen simplificado para pequeños contribuyentes, cuyo objetivo inicial era facilitar diferentes aspectos a los particulares y empresas a la hora de pagar impuestos, conforme se fue desactualizando se deformó su objetivo inicial.

Uno de los factores negativos son los parámetros establecidos en la actual normativa, que desde hace años no son modificados según la inflación. Lo que empuja con mucha facilidad hacia las categorías del Monotributo de arriba cuando en realidad el monotributista mantiene sus parámetros o decayeron pero no registró ningún crecimiento real.

Facturación Monotributistas:

Tomando la facturación, si creciera el importe de la facturación no significa mayor cantidad de ventas, o si pagan un alquiler mas alto por un local no debe considerarse como un aumento en la actividad del monotributista. Al pasar de categoría muchas veces se debe por un aumento en los gastos de los pequeños contribuyentes, debido a los valores de las cuotas a pagar suelen subir.

Un particular o empresa que comercializa productos, suele tener que contratar entre uno y tres empleados si el nivel de facturación registra un promededio de 470.000 y 600.000 pesos. Además de sumarle regímenes de información a cumplir los pequeños contribuyentes largamente deja de ser un “régimen simplificado”.

Obligaciones Informativas:

Por Enero 2015, los monotributistas afrontaron hasta cuatro obligaciones:

-Recategorización cuatrimestral
-Informar los datos de gasto de energía eléctrica y alquileres cancelados
-Informar sobre facturas no utilizadas
-Presentar la nueva declaración jurada de salud.

Ante todo esto, ya no solo los monotributistas reclaman sobre el ajuste en los parámetros, y hasta reemplazarlos por una restricción sobre el Monotributo para que solamente alcance a un conjunto y no a casi todos. Desde el Colegio de Graduados en Ciencias Económica que recomiendan “acotar la posibilidad de inclusión -en el Monotributo- a los contribuyentes que desarrollan su actividad exclusivamente en el sector primario y minorista”.

Además solicitar “adecuar el régimen simplificado para pequeños contribuyentes a condiciones de neutralidad que implican limitar significativamente su inclusión en el mismo en función al nivel de actividad e ingresos”. Esto se debe a que “considerando que deben efectuarse esfuerzos encaminados a reducir el fenómeno denominado ‘enanismo fiscal’ que provoca el régimen simplificado” del Monotributo.

Para hacer dicha solicitud se basan en el conjunto de pequeños contribuyentes adheridos -unos 2,7 millones- respecto a los pocos fondos que, aportan los pequeños contribuyentes a ingresos públicos, en base a los informes de recaudación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Monotributo aportó $4.260 millones al Estado, un 0,36% del total recaudado, en esta proporción no parece mucho pero para los bolsillos de los monotributistas si lo es.

Según, Iván Sasovsky, titular de Sasovsky & Asociados, “el régimen no tiene un problema en su definición y, si bien es escaso lo que con él se recauda, el costo-beneficio de controlar a contribuyentes del régimen general con un ínfimo nivel de facturación seguramente sea más alto”. Resalta que “el problema es que hoy el Monotributo no es ni la sombra de lo que originalmente fue”.

Asegura que en lo legal es el mismo régimen ya que “sigue sin modificarse”. Pero “si consideramos los regímenes de información, de facturación, de retención y percepción que subyacen al régimen por vía administrativa del propio fisco, deja que el mismo pueda seguir siendo considerado ‘simplificado'”.

Estima que “Hoy el régimen ha mutado de hecho y hasta se puede decir que se ha convertido en un paraíso fiscal dentro del sistema tributario argentino, ya que muchas empresas deducen gastos con facturas del monotributo modificando sus bases imponibles reales”. Y que “ineludiblemente el régimen fue pensado en su estructura para los pequeños contribuyentes”, por lo que “hoy el régimen dejó de ser simplificado y quienes más lo aprovechan no son siempre los pequeños contribuyentes”.

Concluyendo que “una alternativa sería que esos reales pequeños contribuyentes puedan seguir siendo monotributistas sin la posibilidad de emitir comprobantes a responsables inscriptos, similar a lo que hoy ocurre con restaurantes y otros servicios”.

Mientras que, para Juan Manuel Locatelli, socio de JL Consultoría & Negocios, “no es razonable que sea tomado como límite de ventas mensuales el importe de $50.000, dado que si se tienen en cuenta los costos promedios que se encuadran en esta categoría, daría un resultado negativo constante”. Si un comerciante de la última categoria, y sus ingresos máximos son $50.000 mensuales, unos $600.000 anuales, para adherir al régimen, debe contratar un mínimo de tres empleados.

En 2014, debía soportar para pagar sueldos y cargas sociales unos $27.450 mensuales, en base al monto mencionado en 2015, subirá en un 30%. Obligando a los monotributistas pagar unos $35.715, unos $26.455 por remuneraciones y $9.260 por obligaciones previsionales por sus empleados contratados.

Gastos Fijos:

En el caso de una Pyme debe pagar:

-Por el costo de mercaderías $20.000, significa 40% de su facturación
-Unos $35.715 por sus empleados
-$6.000 por alquiler del local siendo el máximo permitido
-$3.003 por la cuota
-Gastos, por servicios públicos (luz, gas, agua, teléfono e impuesto inmobiliario) unos $2.000
-Otros gastos varios por $1.000

Así la cuentas nunca salen del color rojo y no se cuenta sus gastos personales aunque sean propietarios de su inmueble. Además el empresario-monotributista perderá mes a mes un promedio de $14.700 para seguir en el Monotributo.

Tomando los tres principales gastos: sueldos, cuota y alquiler de local, más del 89% de los ingresos que cobran los monotributistas son para cubrir salarios básicos, la cuota del monotributo y el alquiler del local. Se tomaron en cuenta para calcular los salarios básicos de las categorías Cajero A, Administrativo A y Personal Auxiliar A del último convenio firmado por el gremio de empleados de comercio, con un aumento salarial del 30%.

Aunque el aumento obtenido por el sector fuera del 25%, el monotributista no podría seguir en la máxima categoría del régimen simplificado para comerciantes. Por lo que tener contratado un empleado o si tuviera una categoria mayor el porcentaje de gastos crecerá. Por lo que a mayores gastos empujan afuera del régimen simplificado al monotributista.

Fuente: iProfesional

VN:F [1.9.22_1171]
¿Que te parecio el articulo?
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Monotributo para el sector primario y minorista, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Related Post

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *