Publicidad

El Gobierno porteño remata propiedades de deudores del ABL

El Gobierno Porteño mediante AGIP lanza un remate de propiedades de deudores del ABL porteño, se trata de 28 contribuyentes, a los que AGIP les rematará sus propiedades que pertenecen a contribuyentes porteños particulares y empresas, que registran una deuda por $9.500.000 y que en su momento AGIP intimó y los llevó a juicio resultando en sentencias a favor del Gobierno porteño.

Será la primera vez, en que el Gobierno porteño decide enviar a remate a los deudores porteños que no pagaron la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL). En el desglose de la lista son 10 empresas y 18 contribuyentes deudores particulares que en conjunto acumulan deudas por $9.500.000.

Desde el Gobierno de la Ciudad señalan que saldrá a remate la primera tanda y luego seguirá otra, para lo que prepara 50 expedientes. Este remate fue decidido por parte de la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP).

Tomando los antecedentes, dentro de AGIP no existe en su historia casos en los que el Gobierno porteño solicitara a la Justicia el remate de una propiedad de un deudor porteño. Recuerdan que “en gestiones anteriores no se hizo por falta de voluntad política. Y en nuestra gestión comenzamos recién ahora porque en estos años nos dedicamos a ordenar nuestras bases de datos, para que no hubiera dudas en los planteos a la Justicia”.

Propiedades a Rematar:

En la Web de AGIP ya figuran publicados las primeras 28 propiedades como ser:

-Las empresas de 5 industrias -Un garaje -Un depósito -Oficinas -Un boliche nocturno -Un edificio en construcción que figuraba y tributaba como un terreno baldío.

Informa que son propiedades comerciales cuyos valores de mercado van de entre $5 y $30 millones, y las 18 viviendas tienen un valor de entre $4 millones y 25 millones de pesos. Pueden acceder a la Web de AGIP y ver las propiedades en remate.

Proceso Judicial:

En cada uno de los casos registran altas deudas desde hace años, y ya pasaron por el proceso de intimación, luego fueron a juicio y se les aplicó la sentencia a favor de la Ciudad, finalizando con el embargo de las cuentas bancarias. Ya que los contribuyentes no lograron ponerse al día, el juez de cada caso designó un martillero y envió a la propiedad a subasta, lo que acaba de solicitar el Gobierno de la Ciudad.

Este es el paso final del proceso luego que el Gobierno porteño iniciara los respectivos juicios contra los contribuyentes porteños del ABL morosos tras agotarse la instancia administrativa, luego de intimaciones.

En un 30% de los casos el contribuyente paga cuando inicia el trámite judicial. Mientras que otros sufren el embargo de sus cuentas, y cuando los deudores no disponen de los fondos depositados que permitan cubrir su deuda es cuando se lleva la propiedad por la que debe el ABL a remate.

Ante lo que el titular de AGIP, Carlos Walter señala que “creemos que este es un mensaje claro que demuestra que no cumplir con las obligaciones tributarias tiene consecuencias. Se trata de propiedades de alto valor de mercado que acumulan niveles de morosidad que no se compadecen con la equidad distributiva que venimos construyendo”. Aclaran que suele ser por demás inusual que un inmueble vaya a subasta por deuda y menos por el ABL. Unicamente exiten dos antecedentes, por deuda con Ingresos Brutos.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *