7 diciembre, 2012

Comercios: cuidarse de los agentes encubiertos de la AGIP

Por Impuestos

La carrera contrarreloj de los gobiernos bonaerense y el de la Ciudad por recaudar antes de fin de año hace que se refuerce la presencia de agentes de Arba y de la AGIP por ejemplo. Así es que el Jefe porteño Mauricio Macri ha decidido sacar a la calle a agentes encubiertos de la AGIP con la finalidad de recaudar y de paso luchar contra la evasión. Para esto es que la AGIP dispone de inspectores disfrazados o que se hacen pasar por simples clientes como forma de detectar con las manos en la masa de los comerciantes no emitiendo facturas.


Ya despierta polémica debido a que varios entendidos alertan que esto viola el derecho a la intimidad. Algo que por supuesto poco les importa ya que se aproximan las fiestas de fin de año y hasta el Gobierno de la Ciudad tiene necesidades de hacer caja, ante lo que la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos porteña (AGIP) ha dispuesto a un conjunto de agentes encubiertos dedicados a detectar infracciones sobre evasión fiscal. Desde la AGIP defienden esto al decir que le asiste el derecho vía reglamentaria a «disfrazar de clientes» sus inspectores del fisco de la Ciudad y pasar desapercibidos con la finalidad de controlar y/o detectar la no entrega de facturas en diversos comercios de la Ciudad. Un ejemplo de los operativos de Arba en la Provincia es que detectó a las carnicerías como grandes evasoras.

Por lo que por definición un agente encubierto y no nos referimos a la SIDE, esta es una escuela de payasos a no confundirse, decíamos un agente encubierto o fedatario es el que, al ser un funcionario del organismo recaudador, fisco porteño es decir de la AGIP, pasa por un cliente que desea adquirir uno o varios bienes o productos y que se muestra interesado en comprar solo para ver el modus operandis de evasión si es que la hay en el local o establecimiento. Esto hace que el agente/inspector en calidad de potencial cliente entre al comercio y se haga pasar por un cliente normal salvo que su real interés redunda en ver si el comercio entrega facturas y si cumple otras reglas fiscales.

Se sabe hasta el que evade que la factura es esencial para la liquidación de impuestos. En el caso de la AGIP asociado a Ingresos Brutos y, en lo relacionado con la AFIP respecto al Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto a las Ganancias el sentido de no entregar factura es abarcativo como vemos.

Para que estos agentes/inspectores encubiertos ingresen a un local o establecimiento puede ser por denuncias o antecedentes de el contribuyente del comercio tiene otras irregularidades fiscales. Aunque también podría ser al azar y tomar algunos comercios ya que hasta los que no tienen faltas anteriores o no tienen denuncias podrían estar en falta.

Según lo ve Marcelo Domínguez -asesor tributario-este papel que cumplen los inspectores de AGIP se debe más que anda a ejercer mas control fiscal en lo que hace a la venta minorista, dónde puede existir un alto número de comercios que no entregan factura.

Para Teresa Gómez, socia del Estudio Harteneck – Quian – Teresa Gómez & Asociados, señala que, «Nos sorprende la implementación de la figura del agente encubierto que tanta rispidez ha despertado en el orden nacional». Recordando que «El Código Fiscal de la Ciudad posee la sanción de clausura, por lo tanto, no hace falta que los inspectores se disfracen de consumidores». Además del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) sobre el agente encubierto, en la que deja claro que es una «intrusión a la intimidad» ya que se exceden los «límites de lo que el titular de ese derecho de exclusión admitía que fuera conocido por el extraño» según el fallo.

Otra parte del fallo de la Corte señala que, «La conformidad con el orden jurídico, del empleo de agentes encubiertos, requiere que el comportamiento de ese agente se mantenga dentro de los principios del Estado de Derecho, lo que no sucede cuando el mismo se involucra de tal manera que hubiese creado o instigado la ofensa criminal en la cabeza del delincuente».

También se recuerda que dicha normativa en lo que hace a emisión de facturas corre por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por lo que debe tomarse este tipo de figura de «agentes fedatarios» de los agentes del fisco de la Ciudad (AGIP), la información que obtengan debe ser compartida entre la AGIP y AFIP. En cuanto a:

-Las denuncias recibidas por «no emisión de facturas», dichas denuncias vienen de consumidores finales llamando a la línea gratuita 0800 y de la Web.

-Información sobre las «bases imponibles» del Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto sobre los Ingresos Brutos de los contribuyentes, o bien, del carácter de «monotributistas».

-Datos sobre sujetos «excluidos» del Monotributo, por haber superado los parámetros de ventas.

-Información sobre «depósitos en efectivo» en cuentas bancarias de proveedores de estos comerciantes minoristas, permitiendo saber de forma clara sus ventas en negro.

Fuente: iProfesional